Uso apropiado que deben tener los niños en las redes sociales

Uso apropiado que deben tener los niños en las redes sociales

Toda educación empieza desde el hogar y esto debe ser tomado en cuenta por los padres quienes son los principales responsables de la formación de sus hijos. La formación académica es un complemento necesario para el crecimiento integral de una persona, sin embargo, la base que debe tener todo niño sobre cómo conocer el mundo es una tarea que se realiza en casa.

Los valores y las normas no son lo único de lo que los padres deben afianzarse para entender que su hijo conoce realmente los conceptos necesarios para llevar su día a día, sino que cada vez surgen más tecnologías y avances en esta época en la que la información viaja tan rápido, que muchos padres deben ponerse al día para poder enseñar a sus hijos a cómo manejar estos estilos de vida tan acelerados.

El uso de las redes sociales es algo delicado. Los mismos términos y condiciones para crear una cuenta online indican en algunos casos ser mayor de edad, y en otros casos ser mayor de 14 años. Sin embargo, está claro que la mayoría de los niños siendo nativos digitales saben manejar dispositivos inteligentes y diversas aplicaciones, por ello es que se les debe guiar sobre la mejor forma de hacerlo.

El uso responsable de las redes sociales e Internet es fundamental para el desarrollo de la personalidad y la autoestima de los más pequeños, así que lo mejor es que sean capaces de entender los beneficios del uso de la tecnología como los riesgos, siempre partiendo que la comunicación con los hijos es la base de cualquier proceso educativo.

Se recomienda que los pequeños no deberían manejar dispositivos propios, debería haber una computadora en casa en una habitación compartida, como la sala u oficina, donde puedan ser supervisados por adultos. Esto no solo para poder saber qué uso hacen de las redes sino para controlar el tiempo que emplean usando tecnología. Este tiempo debe equilibrarse con actividades físicas, lectura, u otras actividades que puedan enriquecer su cerebro más que solo entretenimiento.

Para mantener estos controles, es indispensable que los padres estén bien entrenados en cuanto a las últimas actualizaciones tanto de hardware como de software, ya que los dispositivos permiten incluso controlar el límite de datos consumidos al que se puede llegar, de esta forma se mantiene un control sobre el tiempo empleado para internet, y así los niños también aprenden a administrar ese tiempo en cosas más productivas.

Los dispositivos también cuentan con aplicaciones de control parental, que permiten observar desde otro dispositivo el contenido que los niños están viendo e incluso bloquear o limitar el contenido no deseado, sean perfiles en redes, sitios web, videos, etc.

Estos controles son los primeros pasos que se deben tener en cuenta en casa para que de forma recíproca los niños también aprendan a ser más responsables en cuanto a tiempo y uso. Este monitoreo debe mantenerse vigente hasta que los jóvenes sean capaces de manejar por si solos sus propios perfiles en redes y dispositivos.

Se recomienda también que existan espacios “libres de dispositivos” como la cena o la merienda, o durante los momentos de compartir en familia, que deben ser aprovechados para ser proactivos, entablar conversaciones, compartir experiencias y afianzar lazos familiares. Que los niños aprendan que sus relaciones interpersonales son más enriquecedoras que cualquier video de youtube.

Los niños pequeños generalmente revisan las redes sociales a través de las cuentas de sus padres, pero en los casos donde ya tienen cierta edad para manejar su propio Facebook o Twitter, se les deben enseñar a ser responsables con sus contraseñas, ya que compartirlas con amigos o personas no deseadas podría resultar en situaciones desfavorables.

Así mismo cuando hacen uso de dispositivos o computadoras ajenas, recordar haber cerrado todas sus sesiones y no dejar contraseñas al acceso de otras personas.

De igual forma se debe hacer mucho énfasis sobre lo que los hijos publican, y sobre quienes pueden verlo. Existen varios riesgos por parte de otros usuarios en las redes sociales, y los jóvenes deben mantener su perfil en mejores condiciones, sin compartir información personal con desconocidos, de la misma forma que no aceptan dulces de extraños en la calle.

A través de la compartición de información personal los niños se exponen a sufrir acoso de otros compañeros o cyberbulling, por lo que hay que enseñarles que deben evitar compartir contenidos sobre orientación y comportamiento sexual, preferencias políticas y religiosas.

Además de ser una información estrictamente personal, los acosos se producen con más frecuencia contra los niños con más baja autoestima: el que físicamente es diferente, el que practica una religión distinta, al que le atraen personas de su mismo sexo o el que tiene ideas políticas o sociales no compartidas por la mayoría o los líderes del colegio.

Los niños deben estar conscientes del efecto viral que tiene Internet. La rapidez con que un comentario o una opinión es trasmitida por las redes sociales y lo pronto que llegará sobre todo al círculo de personas más cercanas y que más daño podrían hacer. Para esto se pueden exponer ejemplos de casos reales, o lo que podría suceder al tener conductas inapropiadas, para lo cual deben estar bastante conscientes de que no se trata solo de un mundo virtual, sino que también existen leyes para uso y manejo del internet con consecuencias en el mundo real.

Finalmente hay que recordar que no solo los niños cometen irresponsabilidades, sino que suele suceder en casos que los padres son quienes caen en el error de exponer a sus hijos en las redes, mediante fotos de perfil, las cuales son visibles para desconocidos, o tal vez suben fotos con demasiada frecuencia en casos inapropiadas según el contexto.

Esto es un riesgo grande, puesto que muchos adultos incluso tienen sus perfiles públicos, donde otros usuarios ajenos a la familia, pueden ver la edad de sus hijos, a qué escuela van, donde se encuentran y donde encontrarlos, así que la tarea de ser responsables es de todos en casa.

 

Mas información sobre Divercity y el Marketing Responsable:

Claudia Vasquez , cvasquez@divercity.com.pe , celular 945 048 056

 

Fuente del artículo de Divercity:
El Bebe

No Comments

Post A Comment