Creando consumidores fieles desde niños

Creando consumidores fieles desde niños

Parece una irrealizable pensar en un consumidor que quiere comprar todo lo que ve sin importar cuanto pueda costar, y no solo eso, sino que también pueda atraer a quienes le rodean e influenciarlos en su compra. Sin embargo, nada de esto es irreal, estos consumidores son los pequeños de la casa, quienes absorben información incluso más rápido que los adultos y participan en las decisiones de las nuevas adquisiciones.

Los niños apenas empiezan a hablar empiezan a pedir productos de las marcas y logotipos que son capaces de reconocer a partir de los dos años, y es que han sido bombardeados por mensajes publicitarios casi desde el nacimiento, en supermercados, restaurantes infantiles, películas, regalos, juguetes, y ahora en la era digital, en internet.

La mayoría de los niños no diferencian entre entretenimiento y publicidad sino hasta los 4 o 5 años, por lo que observan anuncios como si se tratasen programas de televisión, por lo que suelen asociar el producto o marca de dicho anuncio con diversión y felicidad. Por otro lado, entre los 8 y 12 años, ya son capaces de entender el propósito de los anuncios, pero siguen en su mayoría siguen haciendo la misma asociación.

Por ello actualmente más empresas están adaptando sus estrategias a la iniciativa de marketing responsable, de modo que se puede llegar a los niños de la mejor forma, y aún más si el producto es de consumo familiar o infantil, ya que como se ha establecido, los niños tienen gran influencia en las decisiones de compra de sus padres y las empresas capaces de conquistar a los pequeños, los acompañan por toda su vida.

Captar clientes desde la infancia y fidelizarlos es crucial para una empresa, ya que se habla de un tema de posicionamiento de marca, lograr ser el primer interés de un consumidor que recordará siempre, como el primer producto que le gustó.

El trabajar con anuncios para infantes implica conocerlos, involucrarse, preocuparse por su crecimiento social como individuos, como miembros de familia, en su formación intelectual y social. Es saber aprovechar cuales son sus personajes de caricaturas o películas preferidas, hacer que se interesen con empaques vistosos de lo que les gusta, e incluir regalos con las compras.

Si se trata de una empresa de servicios o negocio de entretenimiento, es vital que la decoración y los diseños sean infantiles, es pensar como un niño, pero recordando que los padres son quienes pagarán por el producto o servicio, por lo que los anuncios van dirigidos a ambos, esto se logra ofreciendo garantías a ambos, mientras que el niño es feliz, el padre obtiene seguridad para su hijo.

Divercity Perú entiende que trabajar con marketing para niños es complejo, pero efectivo, creando experiencias alrededor de las marcas en relación con valores. De esta manera, las marcas comienzan a posicionarse en las mentes de sus “diverciudadanos”. Lo importante es que cada empresa se identifique con su marca y así usar la mejor estrategia para llegar a los niños, logrando algo realmente efectivo.

 

Mas información sobre Divercity y el Divermarketing:

Claudia Vasquez , cvasquez@divercity.com.pe , celular 945 048 056

 

Fuentes del artículo Divercity:
Neozink
Pymex

No Comments

Post A Comment