Control para uso responsable de la tecnología en los niños

Control para uso responsable de la tecnología en los niños

Los jóvenes que han nacido en la era tecnológica no conocen un mundo lejos de los dispositivos móviles o las redes sociales, han formado un esquema de cómo se vive a través de ellos al punto de hacerlo vital y parte de su día a día. Esto para los padres debe ser un tema de interés, puesto que deben dedicar su tiempo a orientar a los niños los riesgos que pueden existir ante el mal o excesivo uso de estas herramientas.

Precisamente de eso se trata, de herramientas. Personas que están conscientes de ello, tanto conocedores de tecnología como trabajadores que ocupan mucho tiempo en sus dispositivos para su negocio, saben cómo funcionan realmente los teléfonos inteligentes o tabletas, y muchos han decidido que no quieren que sus propios hijos estén cerca de ellos.

Los jóvenes llamados “nativos digitales” en la mayoría de los casos son únicamente conscientes de los beneficios de las pantallas como herramienta de aprendizaje, los cuales son bastante altos, tanto como medios de comunicación como de investigación, sin embargo, los riesgos de adicción y retraso en el desarrollo parecen ser altos.

Investigadores afirman que hacer nada de tiempo frente a una pantalla es casi más fácil que hacer poco, haciendo énfasis en el ocio que genera en los jóvenes quienes pierden demasiado tiempo en actividades poco nutritivas para su formación, crecimiento e instrucción como seres humanos, convirtiéndose a veces en dependientes de la tecnología y poco funcionales.

Sumado a esta problemática, también existen padres despreocupados que incluso aprovechan el tiempo que sus hijos ocupan usando dispositivos móviles para transferir su responsabilidad de padres a la tecnología, y así poder dedicarse a hacer sus actividades de trabajo o el hogar sin estar al pendiente de qué hacen sus hijos mientras están distraídos.

Estudios ante esta situación han hecho énfasis en la iniciativa que deben tener todos los padres de implementar normas sobre el tiempo que los pequeños deben ocupar en los dispositivos inteligentes, así como el uso de aplicaciones de control parental que permitan poder elegir, qué aplicaciones o sitios web están prohibidas debido a su edad.

Además, las normas que deben implementarse en los hogares no son lo más importante. Los niños también deben entender el valor de estas herramientas, y la única forma de hacerlo es permitirles que se ganen ese tiempo ocupando tecnología.

Esto se logra a través de la proposición de metas, como buenas calificaciones en la escuela, o colaboración en actividades del hogar, sumado a quizás actividades extras de desarrollo integral como deportes o algún tipo de recreación que no involucre estar frente a una pantalla. De esta forma, los niños podrían valorar más el tiempo que tienen usando un teléfono inteligente o una tableta, y lo aprovecharían para cosas más productivas, disminuyendo el ocio y la posible adicción.

Estas estrategias jamás deben ser usadas como castigos, ya que al contrario de lo que se busca, podría hacer que los niños asocien el tiempo lejos de la tecnología como algo desagradable para sus vidas, y la idea es que ellos aprendan a valorar cada espacio que forma parte de su día a día y así aprendan a ser más responsables. De este modo, tendrán un crecimiento más integral.

Algo socialmente destacable es que la tecnología ha avanzado tan rápidamente en las últimas décadas que incluso los adultos que observaron esta revolución tecnológica han sido ingenuos, considerando que en algunos casos no tienen el control sobre ella, y por ello no saben cómo guiar a sus hijos sobre su uso. Por ello se reitera la importancia de la paternidad en esta era, y no permitir que los dispositivos electrónicos sean los únicos responsables de la crianza de los jóvenes.

 

Mas información sobre Divercity y el Divermarketing:

Claudia Vasquez , cvasquez@divercity.com.pe , celular 945 048 056

 

Fuente del artículo de www.divercity.pe:
NYTimes

No Comments

Post A Comment